Páginas vistas en total

lunes, 27 de julio de 2015

TREINTA MINUTOS





El viejo Salomón al llegar a su casa después de una larga jornada de trabajo en una zapatería, encontró a su esposa motivando oralmente al vecino de la casa de enfrente, Manuel. Salomón después de disculparse se dirigió a su recámara, tomó un revolver antiguo que su padre al cumplir los quince años le había regalado. Salió al encuentro de los amantes y de cuatro tiros los mató. A los treinta minutos y después de una botella de whiskey, Salomón se pegó un tiro en la boca que instantáneamente lo mató. 


Modesto Ivan Zepeda Jr

2 comentarios:

  1. Tragedia griega...todos a la fosa! Las traiciones se pagan, tarde o temprano...Bravo Modesto!🌺

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amiga mía, tragedia de tragedias. Un abrazo Hada!

      Eliminar