Páginas vistas en total

jueves, 20 de julio de 2017

SIN PENA ALGUNA


Es verdad, todavía te pienso, no me da pena, te pienso, lo sabes y la noche también. Hago cuentas de cuanto te quiero todavía y aun es mucho, muchísimo y no me da pena. Tus besos siguen siendo mi bebida favorita, altamente escasa hoy día, ya no es potable el camino hacia el baso de tus besos y me da pena. Algunas de tus fotos sobrevivieron al terremoto de mi duelo y las lloro todos los martes por la noche y los jueves cuando ya esta por amanecer y no me da pena. Te he visto en varias cabelleras y nunca eres tú y quisiera que fueras tú y que con una de tus bellas sonrisas me dijeras algo, no sé que, pero algo que me ayude a no sentirme tan sin ti. Creo que es absurdo quererte todavía, ridículo, pero fuiste muy importante en mis días y te quiero y no hay remedio y no me da pena y estiro la mano para alcanzar las estrellas y es tonto, porque es imposible alcanzar las estrellas y aunque así fuera, no estarías para recibirlas y no me da pena. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

viernes, 7 de julio de 2017

UN MAL AMOR NUNCA SE OLVIDA


"¿Como se puede olvidar un amor cuando nos deja?" 

Eso no se olvida, jamas olvidas a nadie que te causa dolor, toda herida deja cicatriz, una imborrable memoria. Lo que si se puede es seguir adelante, amar otra vez, ser tú de nuevo, recuperar tu postura y tus ganas de sonreír, te dejara de doler eventualmente, pero jamas olvidaras el daño ni la experiencia. 

... Un mal amor nunca se olvida, sólo nos deja de doler cuando volvemos a querer.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

miércoles, 28 de junio de 2017

QUISIERA


Quisiera saber querer, si, saber querer como la gran mayoría, para no sufrir, para no llorar, para ser "Normal" como todos los demás. 
Quisiera saber querer y no extrañar tanto, querer lo suficiente para no sentirme mal al omitir “el buenas noches mi amor a la hora de dormir”, para poder decir que el celular se me descargo, que no tengo señal y por eso no conteste. Quisiera poder querer lo justo para ahorrarme miles de palabras de amor y resumirlas en un “yo también” o en un frío “gracias”. Quisiera querer la medida exacta para perderme todo el día y contestar tus mensajes hasta el día siguiente y decirte: "Cuando llegue a casa quería llamarte pero me quede dormido" y que me valga madres como al resto. Quisiera ser “normal” pero no podría, yo no sé querer, sé amar, amar con locura, con pasión, con inocencia y ternura que sólo alguien que ama de corazón puede dar. Amo como ya nadie ama, a tiempo completo, pensando en mi pareja antes que en mi, con entrega total, sin mentir, sin hipocresías y  sin poner al ser amado en segundo término. Me entrego de una manera sencilla, de una manera que apunta para toda la vida, amar es entregar todo lo que uno es, porque amar debe ser para siempre, querer es para la gente normal y yo soy muy anormal, demasiado diría yo, porque en mi vida lo hago todo por amar y ser amado.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

martes, 23 de mayo de 2017

NO APAGUES LA LUZ






 Tu desnudes me encarcela a toda la lujuria que nace entre tu ombligo y tus suaves y firmes muslos. Se me hace agua la boca cuando enardecida vienes hacia a mi para que te haga mujer, mi mujer. Nada me gusta mas en este sistema de cosas que hundirme con fuerza dentro de ti y hacerte mía, muy mía. Que suavidad me entregas en tu piel día tras día, alimentas mi sentir y mis ganas por ti. Bendito sea el minuto de la hora que nos puso boca boca y malditos todos los años antes de ti, todos esos años que me perdí de tus hermosos ojos. Te amo y me tienes loco. Te amo y todo es luz desde el puente de tu espalda, desde el amanecer de tus caderas, desde el sur de tu rosaleda. Nunca dejes de respirar, de soñar en mis párpados la luna llena de mi amor por ti. Alabadas sean las nubes que te trajeron a este planeta para que yo fuera tuyo y tu mía, nuestros sin mas atadura que nuestro mutuo sentir y eso mi cielo, esto es amor.

... No apagues la luz cariño que quiero ver el movimiento de tu carne al compás de mis arremetidas bruscas y salvajes. 


Modesto Ivan Zepeda Jr.

miércoles, 29 de marzo de 2017

PARA NO ESTAR TAN SOLO


Las penas con pan y leche son buenas. 
Las cosas de dos en dos son mejores. 
Tenemos dos brazos y podemos abrazar con más fuerza. 
Tenemos dos ojos y vemos mejor. 
Tenemos dos piernas, dos pies y estamos de poca madre. 
Tenemos dos testículos y si perdemos uno no importaría  porque el repuesto ahí estará colgando cómodamente. 
Yo tengo dos hermanos y los amo igual y le doy gracias a Dios por tener dos personas con mí mismo ADN, porque si no tuviera dos hermanos, cuando me falle el que tuviera estaría muy solitario.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

martes, 21 de marzo de 2017

GERENTE HIJO DE PUTA


Estoy harto de mi trabajo, cansado, fastidiado, en-perrado porque el gerente de división es un gran hijo de su puta madre, lo digo y lo sostengo. No puedo más con este mayúsculo pendejo, cuanta razón tenía mi padre cuando me decía: "Hijo, nunca dejes que alguien más pendejo que tú te de órdenes porque claudicaras a tu inteligencia" y este que cabron es un pendejote y yo un pendejo con futuro porque sigo sus órdenes. Esta situación me agobia, me provoca estar de malhumor y quisiera hacerlo pedazos y no puedo, necesito mi trabajo. Todas estas chingaderas me hacen sentir nada, pequeño, me hacen dudar de todo lo bueno que puede ofrecer el mundo y me obligan a pensar en estupideces, como el miedo que tengo de morir, a ese terror cuando pienso en el más allá, al no saber porque estamos aquí y porque somos una especie tan maldita. Mañana espero tener más calma y no pensar más en la muerte y no en mi muerte pensamiento mío, sino en la de ese gerente hijo de puta.

Modesto Ivan Zepeda Jr.