Páginas vistas en total

martes, 23 de mayo de 2017

NO APAGUES LA LUZ






 Tu desnudes me encarcela a toda la lujuria que nace entre tu ombligo y tus suaves y firmes muslos. Se me hace agua la boca cuando enardecida vienes hacia a mi para que te haga mujer, mi mujer. Nada me gusta mas en este sistema de cosas que hundirme con fuerza dentro de ti y hacerte mía, muy mía. Que suavidad me entregas en tu piel día tras día, alimentas mi sentir y mis ganas por ti. Bendito sea el minuto de la hora que nos puso boca boca y malditos todos los años antes de ti, todos esos años que me perdí de tus hermosos ojos. Te amo y me tienes loco. Te amo y todo es luz desde el puente de tu espalda, desde el amanecer de tus caderas, desde el sur de tu rosaleda. Nunca dejes de respirar, de soñar en mis párpados la luna llena de mi amor por ti. Alabadas sean las nubes que te trajeron a este planeta para que yo fuera tuyo y tu mía, nuestros sin mas atadura que nuestro mutuo sentir y eso mi cielo, esto es amor.

... No apagues la luz cariño que quiero ver el movimiento de tu carne al compás de mis arremetidas bruscas y salvajes. 


Modesto Ivan Zepeda Jr.

miércoles, 29 de marzo de 2017

PARA NO ESTAR TAN SOLO


Las penas con pan y leche son buenas. 
Las cosas de dos en dos son mejores. 
Tenemos dos brazos y podemos abrazar con más fuerza. 
Tenemos dos ojos y vemos mejor. 
Tenemos dos piernas, dos pies y estamos de poca madre. 
Tenemos dos testículos y si perdemos uno no importaría  porque el repuesto ahí estará colgando cómodamente. 
Yo tengo dos hermanos y los amo igual y le doy gracias a Dios por tener dos personas con mí mismo ADN, porque si no tuviera dos hermanos, cuando me falle el que tuviera estaría muy solitario.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

martes, 21 de marzo de 2017

GERENTE HIJO DE PUTA


Estoy harto de mi trabajo, cansado, fastidiado, en-perrado porque el gerente de división es un gran hijo de su puta madre, lo digo y lo sostengo. No puedo más con este mayúsculo pendejo, cuanta razón tenía mi padre cuando me decía: "Hijo, nunca dejes que alguien más pendejo que tú te de órdenes porque claudicaras a tu inteligencia" y este que cabron es un pendejote y yo un pendejo con futuro porque sigo sus órdenes. Esta situación me agobia, me provoca estar de malhumor y quisiera hacerlo pedazos y no puedo, necesito mi trabajo. Todas estas chingaderas me hacen sentir nada, pequeño, me hacen dudar de todo lo bueno que puede ofrecer el mundo y me obligan a pensar en estupideces, como el miedo que tengo de morir, a ese terror cuando pienso en el más allá, al no saber porque estamos aquí y porque somos una especie tan maldita. Mañana espero tener más calma y no pensar más en la muerte y no en mi muerte pensamiento mío, sino en la de ese gerente hijo de puta.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

BIEN PINCHE PERRO


Soy un perro del mal, un maldito despiadado que muerde corazones, los mastico hasta el cansancio y nunca me los trago. No ladro, chingo sin hacer ruido, no te me acerques porque te muerdo. 
No confíes en mi mirada triste, ni en mi voz de poeta pobre, soy un cabrón que si disfraza de escritor para orinarme en el amor. Si me lees y te gusta, corre, escapa de mis sombras y mis lamentos, no valgo tu tiempo ni tu condena. No te detengas a pensar en esto que lees, si es mentira o verdad mi realidad, que más da, lo importante es y siempre será, poderte entretener. Pero eso sí, no olvides ni tantito que soy bien pinche perro y que muerdo sin necesidad de ladrar. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

jueves, 12 de enero de 2017

MAFUFA


Puedes ser más dulce que un caramelo y más amarga que un trago de agua de mar. 
Yo puedo ser el más culero del mundo o el hombre más tierno y noble que jamás hayas conocido. 
Dos más dos son dos y uno más uno es uno, dejémonos de chingaderas y no nos ofendamos más. 
Tus palabras pueden ser hirientes, muy ofensivas, pero de nada sirven ante el repelente de mi conciencia. 
Conozco muy bien y reconozco el mal que te hice, me porte como todo un hijo de la chingada a un nivel dios. 
Nunca antes permití ni deje que nadie me insultara y me jodiera como tú. 
No soy masoquista, no soy un pendejo ni menos soy de palo, me duelen tus palabras, tus insultos que se clavan en mi carne como lágrimas en la tierra. 
Si por un segundo piensas que tus injurias de maldita me harán ceder, estás bien pinche mafufa, no cederé ni un sólo centímetro ante las ganas que tengo de morder tus pezones. 
No retrocederé ningún paso hasta no saber de que color se ve el cielo en tus ojos. 
Así que tendrás que dejar de insultarme y empezar a amarme, tal vez con tanto amor si me hagas salir corriendo. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

lunes, 9 de enero de 2017

DÍA CON DÍA



Cualquiera diría que eres la mujer más arrogante del mundo, la más engreída, la más vanidosa y que no se te puede soportar y blah, blah, blah. Yo no soy cualquiera, yo soy yo, yo te defino por lo que siento cuando te veo, por lo que vivo cuando te beso, por lo que me haces sentir cuando secas mi sudor con tus dedos y me das a beber un vaso con agua bien helada. Yo te conozco muy bien, sé quien eres y por lo que mueres. Nadie duerme abrazado de ti como yo, hasta en las noches más calurosas no te suelto. La gente juzga sin saber, como en el amor cuando se dejan llevar por lo que ven y no por lo que pueden llegar a sentir. Nunca te sientas mal por lo que dicen los demás, no importan, yo soy testigo de tu nobleza, soy testigo día con día de nuestro amor.

Modesto Ivan Zepeda Jr.