Páginas vistas en total

martes, 21 de marzo de 2017

GERENTE HIJO DE PUTA


Estoy harto de mi trabajo, cansado, fastidiado, en-perrado porque el gerente de división es un gran hijo de su puta madre, lo digo y lo sostengo. No puedo más con este mayúsculo pendejo, cuanta razón tenía mi padre cuando me decía: "Hijo, nunca dejes que alguien más pendejo que tú te de órdenes porque claudicaras a tu inteligencia" y este que cabron es un pendejote y yo un pendejo con futuro porque sigo sus órdenes. Esta situación me agobia, me provoca estar de malhumor y quisiera hacerlo pedazos y no puedo, necesito mi trabajo. Todas estas chingaderas me hacen sentir nada, pequeño, me hacen dudar de todo lo bueno que puede ofrecer el mundo y me obligan a pensar en estupideces, como el miedo que tengo de morir, a ese terror cuando pienso en el más allá, al no saber porque estamos aquí y porque somos una especie tan maldita. Mañana espero tener más calma y no pensar más en la muerte y no en mi muerte pensamiento mío, sino en la de ese gerente hijo de puta.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

BIEN PINCHE PERRO


Soy un perro del mal, un maldito despiadado que muerde corazones, los mastico hasta el cansancio y nunca me los trago. No ladro, chingo sin hacer ruido, no te me acerques porque te muerdo. 
No confíes en mi mirada triste, ni en mi voz de poeta pobre, soy un cabrón que si disfraza de escritor para orinarme en el amor. Si me lees y te gusta, corre, escapa de mis sombras y mis lamentos, no valgo tu tiempo ni tu condena. No te detengas a pensar en esto que lees, si es mentira o verdad mi realidad, que más da, lo importante es y siempre será, poderte entretener. Pero eso sí, no olvides ni tantito que soy bien pinche perro y que muerdo sin necesidad de ladrar. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

jueves, 12 de enero de 2017

MAFUFA


Puedes ser más dulce que un caramelo y más amarga que un trago de agua de mar. 
Yo puedo ser el más culero del mundo o el hombre más tierno y noble que jamás hayas conocido. 
Dos más dos son dos y uno más uno es uno, dejémonos de chingaderas y no nos ofendamos más. 
Tus palabras pueden ser hirientes, muy ofensivas, pero de nada sirven ante el repelente de mi conciencia. 
Conozco muy bien y reconozco el mal que te hice, me porte como todo un hijo de la chingada a un nivel dios. 
Nunca antes permití ni deje que nadie me insultara y me jodiera como tú. 
No soy masoquista, no soy un pendejo ni menos soy de palo, me duelen tus palabras, tus insultos que se clavan en mi carne como lágrimas en la tierra. 
Si por un segundo piensas que tus injurias de maldita me harán ceder, estás bien pinche mafufa, no cederé ni un sólo centímetro ante las ganas que tengo de morder tus pezones. 
No retrocederé ningún paso hasta no saber de que color se ve el cielo en tus ojos. 
Así que tendrás que dejar de insultarme y empezar a amarme, tal vez con tanto amor si me hagas salir corriendo. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

lunes, 9 de enero de 2017

DÍA CON DÍA



Cualquiera diría que eres la mujer más arrogante del mundo, la más engreída, la más vanidosa y que no se te puede soportar y blah, blah, blah. Yo no soy cualquiera, yo soy yo, yo te defino por lo que siento cuando te veo, por lo que vivo cuando te beso, por lo que me haces sentir cuando secas mi sudor con tus dedos y me das a beber un vaso con agua bien helada. Yo te conozco muy bien, sé quien eres y por lo que mueres. Nadie duerme abrazado de ti como yo, hasta en las noches más calurosas no te suelto. La gente juzga sin saber, como en el amor cuando se dejan llevar por lo que ven y no por lo que pueden llegar a sentir. Nunca te sientas mal por lo que dicen los demás, no importan, yo soy testigo de tu nobleza, soy testigo día con día de nuestro amor.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

domingo, 1 de enero de 2017

HASTA EL FONDO DEL CIELO



Acércate a ella como un jaguar 
cuando está por atrapar a su presa. 
Tómala por la espalda lentamente 
y deja que respire tu aroma de semental. 
Desnuda sus hombros y acarícialos suavemente. 
Permítele escuchar, sentir tu respirar 
y que el latido de tus ganas penetre 
hasta el último de sus sentidos. 

Bésale el cuello, deja que tus labios hagan lo suyo 
y por nada dejes de tocar sus hombros. 
Chupa su oreja, invade con la lengua 
su oreja como un colibrí a una flor. 
Respira profundo y déjala sentir 
tus tres días de barba en su nuca 
y que sienta lo que es dolor y sabor. 

Poco a poco incrementa la intensidad 
de tus caricias y lengüetazos, 
agarra sus pechos, tómala del pelo con varonil fuerza 
y que sepa quién manda, quien es el hombre, 
el sexo fuerte, el alfa, el macho y no porque seas superior 
sino porque tienes el control sobre su voluntad, 
sobre su cuerpo, sobre sus ganas y sus deseos. 

Hazle saber que eres el dueño del liquido 
que no deja de estilar entre sus piernas, 
el orquestador de sus sueños más obscenos, oscuros y sucios. 
Recorre con el fuego de tu lengua su cuello una y otra vez 
y cuando crea que te detendrás, 
arremete con más saliva y no la dejes respirar. 
Al final, ya sin voluntad y sometida a tus encantos, 
encárala, sométela y dale la estocada 
que la llevara entre pétalos y mosaicos de pasión, 
hasta el fondo del cielo.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

NADA ES MEJOR QUE ESTAR CONTIGO




Hueles y sabes a gloria, 
eres lo que necesito 
y estas para no necesitar. 

En tu cuello nace todo mi pensamiento, 
desde las plantas de tus pies 
hasta el último de tus pensamientos 
puedo a ojos cerrados recorrer. 

No existe nada mejor que estar contigo, 
lo quiero todo, 
deseo morir contigo para poder vivir. 

Arroyo de agua pura, 
nubecita de lluvia de marzo, 
ven a mis ojos, 
invade mi mente y mi lengua, 
humecta mis labios 
con el agua bendita de tu boca 
y llévame a la estrella más lejana 
en un millón de besos.

Modesto Ivan Zepeda Jr.