Páginas vistas en total

jueves, 23 de julio de 2015

DESPRECIABLE


Él era amargado si tú quieres, renegado, malhumorado, grosero y nefasto. Le faltaba el respeto a todo el mundo, no respetaba edades, sexo o discapacidades físicas. No tenía gracia, estilo, ni se aseaba bien. Fumaba, bebía y se drogaba. A pesar de todo lo malo que hacía y lo que él era, me llamaba amigo con un fuerte saludo de mano y cuando me lo decía era con sinceridad y yo lo creía. En mis momentos de problemas o cuando necesitaba con quien desahogarme, un consejo de alguien que me entendiera y me escuchara, el despreciable en el estado que estuviera, borracho, o drogado, siempre me escuchaba con respetuosa atención y sabiamente me aconsejaba. Ahora que se ha ido de este mundo, que ya no está entre nosotros, que ya nos les jodera más sus días,  con el corazón en la mano lo digo, amigos como  él ninguno, sino puros pinches despreciables. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario