Páginas vistas en total

domingo, 1 de noviembre de 2015

NO ME DIGAS...


No me digas que me amas si no es porqué tu hígado lo grita. 
No me digas que me amas si no sientes que tiembla tu cuerpo al verme. 
No me digas que me amas si al decirme "te amo" no sientes que tu corazón se parte en dos. 
No me digas que me amas si estás sucia de pasados. 
No me digas que me amas si estás repleta de ausencias llenas de presencias. 
No me digas que me amas si a él lo tienes todavía en tus contactos favoritos. 
No me digas que me amas si no lo dices con locura y con la boca llena de besos. 
No me digas que me amas si no estás dispuesta a salir de tu comodidad. 
No me digas que me amas si al decírmelo no estás preparada a morir conmigo. 
No me digas que me amas si no estás segura, si tienes miedo, menos para darte una oportunidad. 
Si me amas, ámame, muerete de placer en mis manos y en mis labios, amándome, como se ama con los ovarios bien puestos,
si no es así, no me ames. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario