Páginas vistas en total

miércoles, 29 de marzo de 2017

PARA NO ESTAR TAN SOLO


Las penas con pan y leche son buenas. 
Las cosas de dos en dos son mejores. 
Tenemos dos brazos y podemos abrazar con más fuerza. 
Tenemos dos ojos y vemos mejor. 
Tenemos dos piernas, dos pies y estamos de poca madre. 
Tenemos dos testículos y si perdemos uno no importaría  porque el repuesto ahí estará colgando cómodamente. 
Yo tengo dos hermanos y los amo igual y le doy gracias a Dios por tener dos personas con mí mismo ADN, porque si no tuviera dos hermanos, cuando me falle el que tuviera estaría muy solitario.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

martes, 21 de marzo de 2017

GERENTE HIJO DE PUTA


Estoy harto de mi trabajo, cansado, fastidiado, en-perrado porque el gerente de división es un gran hijo de su puta madre, lo digo y lo sostengo. No puedo más con este mayúsculo pendejo, cuanta razón tenía mi padre cuando me decía: "Hijo, nunca dejes que alguien más pendejo que tú te de órdenes porque claudicaras a tu inteligencia" y este que cabron es un pendejote y yo un pendejo con futuro porque sigo sus órdenes. Esta situación me agobia, me provoca estar de malhumor y quisiera hacerlo pedazos y no puedo, necesito mi trabajo. Todas estas chingaderas me hacen sentir nada, pequeño, me hacen dudar de todo lo bueno que puede ofrecer el mundo y me obligan a pensar en estupideces, como el miedo que tengo de morir, a ese terror cuando pienso en el más allá, al no saber porque estamos aquí y porque somos una especie tan maldita. Mañana espero tener más calma y no pensar más en la muerte y no en mi muerte pensamiento mío, sino en la de ese gerente hijo de puta.

Modesto Ivan Zepeda Jr.

BIEN PINCHE PERRO


Soy un perro del mal, un maldito despiadado que muerde corazones, los mastico hasta el cansancio y nunca me los trago. No ladro, chingo sin hacer ruido, no te me acerques porque te muerdo. 
No confíes en mi mirada triste, ni en mi voz de poeta pobre, soy un cabrón que si disfraza de escritor para orinarme en el amor. Si me lees y te gusta, corre, escapa de mis sombras y mis lamentos, no valgo tu tiempo ni tu condena. No te detengas a pensar en esto que lees, si es mentira o verdad mi realidad, que más da, lo importante es y siempre será, poderte entretener. Pero eso sí, no olvides ni tantito que soy bien pinche perro y que muerdo sin necesidad de ladrar. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.