Páginas vistas en total

martes, 28 de julio de 2015

BEBIENDO Y FUMANDO



La vida pasa y yo con ella. La vida es corta y no me aflijo, no me apuro, tranquilamente bebo y me fumo un porro. La vida pasa y no te espera a que te amarres las agujetas, no te deja ni cepillarte los dientes si es que todavía te quedan algunos. El tiempo es relativo, como el miedo y la tristeza, uno decide llorar o reír, yo prefiero carcajearme mientras me sirvo whisky y me fumo muchos porros. Mi madre siempre me decía que yo no tenía remedio, que era un despojo del averno, pobrecita de mi viejecita, tenía toda la razón. Alguna vez estuve casado y joder, que infeliz fui, es la peor etapa de mi vida hasta este día. De mi padre no hablo, el si que estaba jodido, tener un hijo como yo y una mala mujer como mi madre que se la pasaba en casa de mi tío Epifanío haciendo lo que con mi padre ya no hacia, carajo eso si que era una putada. Por eso mismo mientras bebo mi whisky y fumo mis porros dejo que la vida pase, junto con las colegialas y las doñas que van a los supermercados bien apretadas y escotadas, infieles, tristes y amargadas. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario