Páginas vistas en total

jueves, 20 de agosto de 2015

SALVAJES ANIMALES


En tu cuerpo el día se hace noche y la noche se hace una eternidad a todo galope. Son tus pechos fruta deliciosa lo que me somete ante tu sutileza de doncella. Nada de ti sobra y todo te sabe rico, a gloria, a mujer amada. Eres mi lugar favorito en todo el universo, no quiero estar en otro lado que no sea tu ombligo o en el declive montañoso de tus bien formadas nalgas. Tu boca envenena, tu lengua es adictiva y jugosa, deliciosa, tu lengua no conoce de treguas pero conoce mi boca y no se equivoca. Tu carne calienta, alienta, inspira y sofoca. Afrodisiaco perfecto es tu aroma y tu belleza cuando me das la espalda. Me aloca saber que eres mía, que todos tus besos y caricias llevan el mapa de mi cuerpo y tus fluidos y venidas desembocan en el mar de mis deseos. Sabes lo que tienes y lo que eres, y alevosamente lo usas a tu favor y en mi contra. Me encantas mala, zorra y traviesa, de eso se trata, de desatar la lujuria de tus manantiales y de hacer el sexo, el amor, como dos salvajes animales. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario