Páginas vistas en total

sábado, 1 de agosto de 2015

DESQUICIADO


Estamos frente a frente en este cuarto lleno de obscuridad. Nuestras respiraciones están agitadas por haber estado copulando por horas. Las sábanas están húmedas de nuestros sudores, tu cuerpo todavía caliente y mojado. Me gusta tu olor, tu aliento, como respiras cansada. Soy un pinche desquiciado. Trato de mirar el azul de tus ojos en la obscuridad y no puedo, lo que si veo es el blanco de tus dientes de conejo y escucho tu sonrisa traviesa, que entre dientes dice quiero más. El viento y el bullicio de la calle entran por la ventana, son las dos de la mañana y la ciudad no duerme, la mayoría está de fiesta o fornicando como nosotros. Que placer es para mi tenerte aquí, con tus pechos descansando sobre mis rodillas, cansadas, mordidas, frondosas y alegres. Me gusta no sentirme solo, tu me completas, toda tú me llenas, me gustas, siempre te quiero estar besando, tocando, abusando de las delicias que tu cuerpo y tu amor me ofrecen. Huelo a ti, mi cara huele a ti, mis labios saben a ti, mis dedos huelen a tu sexo y a tu trasero. Me gustan tu olor y tu sabor, aroma de hembra, sabor de mujer satisfecha. 


Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario