Páginas vistas en total

domingo, 2 de agosto de 2015

ENTRE LA OBSCURIDAD Y LA LUZ



Estas ahí, sentada entre la obscuridad y la luz tenue de la lámpara que está en la mesa de noche. Luces radiante, hermosa, como un limonero en medio del sexo de la primavera. Te veo y no lo creo, es imposible creer que eres mía, que la ambrosía de tu cuerpo me pertenece, que toda la delicia de tu ser es mía, mía y de nadie más.Te admiro hasta que ya no puedo mas, hasta el instante donde te tengo que devorar. No te sobra nada, tienes todo en su lugar, donde tiene que ir, no te falta ninguna peca, ningún lunar. Conozco la longitud de tu cuerpo en la medida de mis besos, de mis dedos y con la pintura de mi lengua, tu matemática es perfecta, la arquitectura de tus pechos nalgas y caderas, está de poca madre. Hueles rico, sabes rico, te me antojas rico, te veo y quiero comerte, lamer la mantequilla de tus piernas, la piña de tu ombligo y la fresa de tus labios. Benditos tus padres y esa noche de amor cuando te procrearon. Bendito el tiempo que te ama y no te quita nada. Bendito el momento donde nos topamos en aquel cafe. Bendita seas tú y tu belleza, mi amor, mi cielo, mi bebe. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario