Páginas vistas en total

miércoles, 19 de agosto de 2015

8:30PM


Es verdad, me gustas mucho, que mucho, un chingo y un montón más. Me gustas desde hace ya no se cuanto, pero desde hace tres días que ya te amo. Ya no eres una amiga para mi, eres mujer y yo hombre. No se como decírtelo pero lo necesito decir ya, antes de que tenga que partir. 

El envalentonado muchacho salía al día siguiente hacia el norte y el tiempo de declarar su amor se le había agotado. Su timidez lo hizo esperarse hasta el ultimo día donde ya no había vuelta de hoja ni marcha a atrás. 

Te quiero, te amo. Ya no puedo callarlo mas, mi pecho se parte en dos ante la impotencia de este amor que ocupa ser escuchado, valorado. Eres perfecta para mi, me gusta todo de ti, muero por besarte, por beber de tus labios y saber a que sabes, si a cielo, luna o mar. Aurora quieres ser mi novia?

Aquel chico temblaba de nervios, pero también temblaba de felicidad y de orgullo por confesar aquel amor que le robaba el sueño. 

Si, si quiero ser tu novia, me siento igual, te amo Cruz, te amo. Con un beso y entre luces de colores sellaron aquel pacto de amor, Cruz era el chico mas feliz y Aurora la chica mas enamorada y sonriente de todo Colima. 

Y ahí, entre el beso y las ocho y media de la noche nació un nuevo amor, una nueva ilusión y una estrella mas en el cielo de los enamorados, de aquellos que se atreven y son afortunados. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

2 comentarios: