Páginas vistas en total

lunes, 14 de septiembre de 2015

ANIDA


Anida tu amor en mis manos, en sus cálidas palmas, habita en ellas corazón, no vueles más y convierte mis extremidades en tu lecho, con pedacitos de ramas secas. Cuando todo te amenace refugiate en mi, en mi pecho, en su tibio palpitar, no busques más mi amor que aquí estoy yo y desde la atalaya de mi alma yo velare tus ilusiones. No dejes que tus sueños rotos rasguen tu carne, permíteme cubrirte con la miel de mi amor las heridas de tu tersa piel, y tu lastimado corazón. Tu nombre y mi nombre lucen muy bien de la mano y tus labios y mis labios no han dejado de mirarse, de humectar de saliva sus ganas. Ven mujer del vuelo fragmentado, hagamos de este amor algo simple, sencillo, algo así como tomar...como tomar un vaso con agua, como regar la calle por las mañanas, algo tan sencillo como tu desnudez. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario