Páginas vistas en total

miércoles, 9 de septiembre de 2015

ANHELANDO


Deseo tanto conocer tu olor, 
el sabor de tus labios, 
el calor de tu mirada, 
el milagro de tu risa, 
y ese suave terciopelo de tus caricias. 
Permíteme amanecerte a besos, 
perderte en la seda de mis manos, 
en la madera de mi aroma, 
en la hoguera de mi pecho.
Seamos una sola gota de rocío, 
una lluvia en primavera, 
un día de abril, 
una hojarasca en pleno otoño. 
Abracemos la eternidad del amor, 
el milagro que nace cuando dos corazones 
se encuentran entre millones, 
entre infinitas sonrisas. 
Abre tu pecho a mi alma, 
a mi aliento, cierra tus ojos 
y déjate llevar por el valle 
de flores del amor, 
donde no existe el temor 
por la mentira o la traición primor. 
Abre las ventanas de tu ser mi bien, 
y vivamos nuestro idilio con furor. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

2 comentarios:

  1. Que bonito es amar y dejarse querer de esa manera. Precioso el escrito Modesto

    ResponderEliminar