Páginas vistas en total

domingo, 28 de junio de 2015

ETERNO TE QUIERO


Ahí estabas en la cama, 
desnuda, extasiada, 
con la mirada de diosa 
y tus labios una fruta siempre anhelada. 
No dejabas de mirarme, 
la yuxtaposición de tu blanca piel 
con las sabanas doradas 
eran un paisaje indescriptible. 
Me pedías mas, 
melosamente humectandote 
los labios con tu dulce saliva 
me decías que te hablara sucio y sin tapujos, 
que te faltara el respeto 
como solo en la cama se manda. 
Yo tenía pena, 
pero moría por descargar 
todo el fuego de mis entrañas, 
todas mis fantasías y lascivias. 
Morrissey no dejaba de cantar, 
y el viento helado por la ventana 
no paraba de refrescar. 
Tu piel estaba erizada, 
y tus pezones de pie mirando al techo, 
sedientos de la miel que nacía en mi pecho, 
esa misma que se evaporaría en nuestro lecho. 
Entre el fuego de nuestra carne desesperadamente
nos quemamos lentamente, 
subimos en lujurias totales a lo mas azul de cielo,
donde después de apagar las luces,
nos dormimos tras un eterno te quiero. 


Modesto Iván Zepeda Jr 

(Toda obra de Modesto Iván Zepeda Jr © ® 2015 conserva sus derechos reservados) 6/27/15
11/23/14 3:43 am

1 comentario: