Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2017

MAFUFA


Puedes ser más dulce que un caramelo y más amarga que un trago de agua de mar. 
Yo puedo ser el más culero del mundo o el hombre más tierno y noble que jamás hayas conocido. 
Dos más dos son dos y uno más uno es uno, dejémonos de chingaderas y no nos ofendamos más. 
Tus palabras pueden ser hirientes, muy ofensivas, pero de nada sirven ante el repelente de mi conciencia. 
Conozco muy bien y reconozco el mal que te hice, me porte como todo un hijo de la chingada a un nivel dios. 
Nunca antes permití ni deje que nadie me insultara y me jodiera como tú. 
No soy masoquista, no soy un pendejo ni menos soy de palo, me duelen tus palabras, tus insultos que se clavan en mi carne como lágrimas en la tierra. 
Si por un segundo piensas que tus injurias de maldita me harán ceder, estás bien pinche mafufa, no cederé ni un sólo centímetro ante las ganas que tengo de morder tus pezones. 
No retrocederé ningún paso hasta no saber de que color se ve el cielo en tus ojos. 
Así que tendrás que dejar de insultarme y empezar a amarme, tal vez con tanto amor si me hagas salir corriendo. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario