Páginas vistas en total

viernes, 2 de septiembre de 2016

CORAZÓN AGITADO




Te veo y me endureces, me agitas el corazón, me subes la presión y me quemas por tenerte. 
Mi imaginación es perversa cariño, lujuriosamente perversa y no puedo limitarme. 
Te confieso que me encantas, que me envuelves y que necesito una mujer sin limites, sin pudores, que no me diga no a la hora de la concupiscencia. 
Necesito una hembra que me muerda el alma, que se coma mi corazón, que me haga pedazos a besos y que me pierda en sus desquiciadas caricias y que me ahogue con su lengua. 
Comamonos, seamos un solo cuerpo, incendiemos estas ansias por nuestra carne, seamos saliva, perversión y hundámonos en el sexo duro con esos bellos azules del amor. 

Modesto Ivan Zepeda Jr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario